En la era digital en la que vivimos, muchos contactos profesionales no se inician con un apretón de manos, sino con un rastreo online que comienza en Internet. Esa primera impresión se forma con la huella digital que hemos dejado en Internet.

5 consejos para cuidar tu reputación online

La reputación online, entendida como la percepción que se crea sobre nosotros a través de los resultados obtenidos en un buscador, nunca ha sido tan relevante como lo es en la actualidad. De ahí, la importancia de saber gestionarla, protegerla y potenciarla de tal forma que seamos nosotros mismos quienes proyectemos esa imagen digital deseada, y no dejar a Google que sea quien controle libremente nuestros resultados.

Hoy te traemos 5 consejos útiles para cuidar tu reputación online.

1.      Haz un rastreo inicial

Todos, en algún momento hemos puesto nuestro nombre en Google en busca de resultados relevantes sobre nosotros.

Sean tus resultados iniciales buenos o malos, establece tus configuraciones para proteger más tu privacidad, elimina perfiles inactivos, y considera cualquier cosa que hagas online como algo beneficioso para hacer público, o perjudicial para configurarlo como privado.

2.      Establece una rutina de monitoreo

Como parte de una buena gestión de tu reputación online, necesitas conocer que se dice de ti. Puedes empezar creando una alerta en Google con tu nombre, una herramienta gratuita que envía notificaciones a tu bandeja de entrada con menciones online relevantes. Las alertas también te señalarán potenciales problemas y oportunidades para participar en la red.

3.      Sé todo lo social que puedas

Una de las maneras más efectivas de potenciar tu reputación online es empleando los Social Media. Google ha ajustado su algoritmo de búsqueda para incluirlos, haciendo de los blogs, Twitter, LinkedIn, Pinterest, YouTube, Flickr y en general, de cualquier red social el nuevo SEO. Crea cuentas para las redes más relevantes y adecuadas a tu perfil, y haz un uso adecuado de las biografías y descripciones con aquello que quieres potenciar de ti.

4.      Participa activamente

Twitter es una gran plataforma para descubrir noticias y empezar conversaciones, aunque éstas pueden potenciar tu reputación a corto plazo, dejando poco impacto duradero. Intenta proyectar tus tweets hacia líderes de opinión o personalidades conocidas y trata de relacionarte con aquellos con los que compartas intereses en común.

5.      Crea tu propio contenido

No hay mejor manera de mejorar tu reputación online que creando contenido en blogs, podcasts o videos. Adelántate dando el primer paso para construir tu imagen digital, en lugar de esperar que otros lo hagan por ti. Optimiza tu contenido empleando palabras clave como etiquetas y descripciones interesantes.

Estos consejos te ayudarán no sólo a obtener una buena reputación online, sino  que también te reportarán beneficios en tu entorno offline.

Lorena Falero

Vota