6-erroes-seo-ecommerce

El auge del e-commerce en los últimos años ha derivado en una fuerte competencia de los negocios online. La gran oferta con la que se encuentra el usuario en Internet obliga a las tiendas a pelear por el mejor sitio en los buscadores, de ahí la importancia de contar con una buena estrategia SEO en e-commerce.

Sin embargo, el SEO para e-commerce es más complicado de lo que parece. El motivo es que cuentan con una gran cantidad de páginas con productos que registran cambios constantes debido a variaciones en el stock, a promociones o a campañas estacionales. Si a eso le sumamos la alta competencia en Internet, sobre todo en sectores como la moda o los viajes, el resultado es que, probablemente, se cometan errores en la estrategia SEO de un negocio online.

Aquí tienes los 6 errores más comunes de posicionamiento web en e-commerce. Atento a no cometer ninguno de ellos:

  1. Contenido duplicado

Como hemos dicho antes, un e-commerce cuenta con un volumen de páginas mucho mayor al de otros sitios web. Tanto, que el contenido duplicado es un error penalizado por Google en el posicionamiento.

Este error puede deberse a:

  • Contenido ya existente en Internet, especialmente en e-commerce de moda o productos en los que se copia la descripción del fabricante.
  • Contenido dentro de la propia página web de e-commerce repetido sin una correcta configuración SEO. Por ejemplo en 2 productos iguales en los que solo cambia el color y repiten contenido y atributos SEO.
  1. Poco contenido

Tener muchas páginas web no significa tener mucho contenido. Google adora el contenido más que nada y es uno de los principales factores para el posicionamiento en los principales motores de búsqueda.

La mejor forma de introducir contenido a un e-commerce es a través de las descripciones de producto. Descripciones de unas 100 palabras que incluyan el máximo número de detalles posible. Pero, ¡ojo! Debe ser un texto original, no una copia fiel del catálogo, pues es la misma que utilizan la mayoría de tiendas online y por lo general es poco atractivo. Además, estarías cometiendo el error número 1, contenido duplicado.

  1. URL’s poco amigables

Los softwares de comercio electrónico suelen asignar una URL por defecto a cada producto. Esta URL por lo general contiene un código y es algo parecido a esto: http://www.nombredelatienda.es/productid=13443?someother código / 1341.

Se trata de una URL poco amigable porque no ayuda ni al usuario ni al motor de búsqueda a identificar el producto. Una buena url describe exactamente lo que la página se trata. Por ejemplo: http://www.nombredelatienda.es/calzado/zapatillas/nike/roshe-run/

Además, la URL debe contener palabras clave para las que quieras posicionar el producto, al igual que deben hacerlo los títulos y las descripciones de la página web, tal y como explicamos en el siguiente punto.

  1. Páginas sin optimizar

Es importante optimizar cada página del producto para la palabra clave que nos queramos posicionar.

No basta con optimizar la home o las categorías. Cada página de producto debe contener la palabra clave en la ficha, en el título,  en la descripción, en las etiquetas ALT de las imágenes…

En general, se trata de indicar de todas las formas posibles al motor de búsqueda qué es lo que vendemos en esa página web, que al final es la palabra clave para la que queremos posicionarnos.

  1. No contar con diseño responsive

Según un estudio de Shopify, alrededor del 50% del tráfico de e-commerce proviene de smartphones.  Aunque la mayoría de las compras se terminan en desktop, la búsqueda del producto comienza la mayoría de las veces en dispositivos móviles. Por eso es tan necesario tener un sitio web con diseño responsive.

Además, Google ya ha anunciado su intención de penalizar a aquellos sitios webs que no cuentan con diseño adaptado a todos los dispositivos. Avisado estás…

  1. Falta de valoraciones y comentarios

El mejor ejemplo a seguir en este caso es el de Amazon. Sabemos que es costoso y que no es cosa de un día, pero tener valoraciones de los clientes es tremendamente positivo además de para tu facturación, para tu SEO.

El primer paso es habilitar la opción de comentar en tus productos. Piensa que se trata de una forma de crear contenido único, algo que como hemos dicho antes, gusta mucho a los buscadores.

Además, la mayoría de los usuarios consulta las opiniones de otros clientes antes de efectuar su compra y tener muchos comentarios y valoraciones es una señal de que tu negocio, para bien o para mal, vende.

Vota