consistencia

De manera general, se entiende que para posicionar un sitio web en los primeros puestos de Google, lo más importante son los títulos, el contenido novedoso y los enlaces entrantes.

Es cierto que estos son los elementos básicos del SEO, sin embargo, no producirán ningún resultado si no se combinan con otro elemento esencial, la consistencia.

Para que se entienda, puedes lanzar hoy mismo una página con un montón de contenido original que generen miles de enlaces en muy poco tiempo, pero a menos que te mantengas añadiendo nuevo contenido y consiguiendo links, este primer apretón no servirá de nada.

En contraste, si abres una web con mucho contenido y sin enlaces, puedes conseguir en un futuro un buen posicionamiento si continúas actualizado la web de manera constante.

Permíteme ilustrártelo con algunos números. Supongamos que lanzamos dos sitios web apuntando hacia el mismo término, sitio web “A” y sitio web “B”. Para el sitio A publicamos 50 artículos de gran calidad del tirón los cuales consiguen 500 enlaces gracias también a una buena campaña viral en las redes sociales. Por otro lado, para el sitio B, vamos trabajando de manera constante y vamos publicando un artículo diario, consiguiendo una media de 10 enlaces por semana. En 6 meses, podría apostar a que el sitio B estára mejor posicionado aunque tenga menos links, y esto es debido al factor consistencia.

De hecho, Google ha reconocido en varias ocasiones que su algoritmo tiene en cuenta el ritmo de actualización de un sitio web, y por lo tanto también el de generación de links.

Como en otros aspectos de la vida en general, la consistencia y el trabajo diario te llevarán más lejos y te asegurarán cumplir tus objetivos.

Vota