Amazon acaba de lanzar Amazon Video Direct, su servicio de vídeos con el que busca competir con YouTube, propiedad del gigante tecnológico Google.

Amazon ha creado Video Direct con intención de que los “creadores de contenido” suban sus vídeos a su plataforma incentivados por las posibilidades de ganar dinero, según anuncia la propia compañía en un comunicado.

“Es un momento apasionante para los creadores de contenidos y estamos muy contentos de poder ofrecerles otra alternativa para conectar con la audiencia”, ha subrayado en un comunicado el vicepresidente de Amazon Video, Jim Freeman.

El nuevo servicio, Amazon Video Direct, permite a los usuarios publicar y compartir sus vídeos y obtener ganancias con ellos. Además, forma parte de la plataforma Amazon Video, creada hace unos meses por la compañía para competir con Netflix.

De momento solo estará disponible para los usuarios en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria y Japón, que pueden empezar a publicar y compartir sus contenidos digitales desde este miércoles.

YouTube, con más de mil millones de usuarios en todo el mundo, controla en la actualidad un 20% del mercado de vídeos en internet, un negocio que genera al año unos 2.000 millones de dólares (1.755 millones de euros) en Estados Unidos.

Vota