Estarás harto de escucharlo pero, la presencia en Internet es fundamental de cara a conseguir ventas en e-commerce. En Navidad, la competencia y las ofertas se multiplican  especialmente en Internet, por eso el marketing online se presenta como una herramienta clave para destacar e incrementar la visibilidad y las ventas.

A continuación, os damos 5 consejos para que tu e-commerce sea el primero de la lista en las compras navideñas.

  1. “Escaparate” bonito y accesible

Como ya os hemos contando antes, la experiencia de usuario  (UX) o usabilidad web  es uno de los pilares para que las tiendas online alcancen el éxito. Una página web debe estar diseñada para satisfacer las necesidades de los usuarios, proporcionándoles un acceso sencillo e intuitivo a los productos que facilite la compra. Por esa razón, es importante que los productos aparezcan bien clasificados y que muestren toda la información relevante como precio, envío y devolución o composición.

Aunque este apartado es relevante para cualquier época del año, en Navidad es todavía más importante cuidar estos aspectos si no queremos que la tasa de rebote del sitio web sea alta y las conversiones bajas.

Así, igual que una tienda física cambia la decoración del escaparte y la disposición de los productos, en Internet es igual de importante adaptarse a cada período de ventas. Además de una estética navideña, crear secciones nuevas como “Regalos para ella”, “Ideas originales para regalar” o “Regalos para amigo invisible” pueden ser una buena opción de cara a hacer tu escaparate online más atractivo.

  1. SEO Navideño

A estas alturas hablar de SEO y presencia en Internet es casi redundante pero tenemos que recordarlo. La optimización del título y la meta description son fundamentales para que Google nos tenga en cuenta en sus resultados. Pero cuidado con duplicar contenido en las fichas de producto! Es una práctica que el buscador puede penalizar. Si tu web tiene mucho producto lo mejor es centrarse en una categoría e ir poco a poco. En el caso de Navidad, centra tus esfuerzos en los productos que más tirón creas que puedan tener e incluye términos como “regalo” o “navidad” entre las keywords para las que posicionarse.

Y recuerda que el SEO es una carrera de fondo y que el trabajo que hagas hoy te servirá para el día de mañana.

>>Puedes leer aquí los 6 errores más comunes en e-commerce

  1. Publicidad personalizada

Google Adwords, además de permitir anunciarse entre los primeros resultados del SERP de Google, permite otro tipo de publicidad.

En primer lugar, Google Shopping, la plataforma en la que Google dispone los productos a modo de fichas y que cada vez tienen más peso en los resultados de búsqueda. Las imágenes del producto, el precio y la URL de destino son factores determinantes para el éxito de este tipo de campañas que permite llegar a aquellos usuarios que buscan productos específicos.

También existe la opción de hacer remarketing y “perseguir” a tus indecisos usuarios por Internet con llamativos banner para que se decidan a comprar tu producto. Eso sí, no peques de ser demasiado insistente o el resultado podría ser el contrario al esperado. Nuestro consejo es que crees diferentes listas de remarketing en función de la categoría de producto o que pruebes el remakerting dinámico, que permite mostrar sólo aquellos productos que el usuario consultó en tu sitio web.

  1. Medir, medir, medir y volver a medir

De nada sirve llevar a cabo estas acciones si no podemos medir resultados. Implementar la etiqueta de Google Analytics en el sitio web es de vital importancia de cara a la medición de los objetivos.

Gracias a esta herramienta podemos conocer cuáles son los productos que más visitas tienen, de donde proviene la mayor parte del tráfico del sitio web (orgánico – social – referal – pago)  o cómo es el público que nos visita (edad, sexo, ubicación…).

Estos y otros datos nos pueden servir para estructurar nuestro contenido por ejemplo, incluyendo una sección de los “productos más populares” o aumentando la inversión en Google Adwords o en Social Media para nuestras campañas navideñas.

  1. En Navidad más que nunca, “be Social”

La reputación online pasa en gran medida por una gestión completa de las Redes Sociales. Responder y estar atento a los mensajes de los usuarios en estas plataformas es fundamental no solo para la imagen de marca, si no para la consecución de una compra.

Aunque las vías de comunicación tradicionales como email, teléfono o chat no deben menospreciarse, contar con un Community Manager capaz de gestionar los mensajes con los usuarios y las posibles crisis de reputación que surjan es igual de importante.

Y recuerda que las ofertas, promociones o concursos son el contenido estrella en las Redes.  Promuévelos todavía con más fuerza en Navidad.

Cinco consejos para triunfar en e-commerce esta Navidad
Total 5 Promedio 5