Copy and Paste

Conocido como el arte del ‘copy and paste’ o la ley del mínimo esfuerzo, cada vez es más frecuente descubrir plagios o copias exactas del contenido propio de tu blog en otros sitios web.

En muchas ocasiones, esta acción puede resultar gratificante, ya que eso significará que has logrado tu objetivo: que el público te lea y comparta tu contenido, generando incluso enlaces a tu propio sitio web (fundamental para el SEO).

En otros casos, puede resultar frustrante ver como aquel material al que has dedicado tiempo y esfuerzo para ofrecer un contenido original en tu blog, puede ser copiado en cuestión de segundos por otros usuarios, y lo que es peor, adueñarse como autores de ello sin siquiera nombrarte como fuente. Si eres de éstos, este post va dirigido para ti.

A partir de este punto, nos planteamos dos preguntas:

¿Cómo detectar el plagio de mis post?

La manera más generalizada de comprobarlo (y que todos hemos puesto en práctica alguna vez) es consultar un párrafo de tu post en Google y comprobar si aparece algún resultado que nos resulte familiar.

Para los que usamos WordPress, también podemos ser avisados mediante los pingbacks, siempre y cuando los piratas que te plagian se hayan tomado la decencia de enlazar a tu sitio web.

Sin embargo, existen también algunas herramientas que hacen el trabajo por ti de una forma más rápida y automatizada. Algunas de las más conocidas y más fáciles de usar son:

COPYSCAPE: Introduciendo la URL de tu post, rastrea el contenido de ella y busca similitudes en otros sitios web. Copyscape limita su uso a diez resultados gratis para cada búsqueda, pero si necesitas más, dispone de una versión Premium.

 Copyscape

PLAGSPOTTER: También escanea en la web contenido duplicado a través de la inserción de la URL en cuestión y te ofrece un listado de resultados con un porcentaje que marca el contenido que coincide. Si éste supera el 40%… ¡PILLADO! Además ofrece una versión de pago que te permite monitorizar varias URL a la vez.

PLAGIUM: Quizás la más completa de las tres, te permite buscar contenido duplicado por fragmento de texto, URL o archivo en su versión gratuita. Para la Premium, te permite gestionar tus últimas búsquedas y fijar alertas.

¿Qué hacer para evitar que me copien?

Si has descubierto que los usuarios se han excedido con el uso del Ctrl+c y Crtl+v, y quieres evitar que esto siga pasando, en primer lugar deberías ir pensando en vincular tu blog a tu cuenta de Google+ para que el buscador sepa quién es el autor de éstos y evitar que el contenido que tú has creado y otros han plagiado, posicione mejor para otros sitios webs en lugar de para el tuyo. Si andas un poco perdido en este tema, te recomiendo que releas nuestro post Google Authorship y SEO.

En segundo lugar, y dependiendo del gestor de contenidos que uses para tu blog, te informamos de la existencia de pluggins que evitan que tu contenido sea copiado, por ejemplo para WordPress, el más utilizado es Copyprotect, que desactiva el botón derecho del ratón en tu sitio web para que no se pueda seleccionar el texto y copiarlo.

Por último, y si aun así el plagio es continuo, lo mejor es que te pongas en contacto con Google para que retire los contenidos duplicados y penalice a aquellos que se nutren de tus propios contenidos.

Lorena Falero

Vota