No es algo nuevo que Google penaliza todos aquellos enlaces de dudosa naturalidad como los enlaces comprados, intercambiados o creados de manera artificial. Por ello, nunca debemos perder de vista todos los sitios que enlazan a nuestra web y la “reputación” de los mismos.

Hoy en día, existen muchas herramientas (como SemRush o el propio Google Search Console) que nos muestran todos los enlaces que recibe nuestra web y la “toxicidad” de los mismos. Si tu web recibe enlaces de páginas muy toxicas, es recomendable desautorizar estos enlaces mediante la herramienta Disavow para que Google no llegue a penalizarnos.

Aunque esta herramienta no llega a eliminar los enlaces tóxicos, sí que le dice al buscador que enlaces queremos que omita a la hora de calcular su ranking. De este modo, y siempre de cara a Google, podremos obviar todos aquellos enlaces que creemos que pueden ser perjudiciales para nuestro posicionamiento orgánico a través de la herramienta Disavow.

El funcionamiento de esta herramienta es muy sencillo: basta con subir un archivo de texto (.txt) que recoja una lista de todas las URLs que queremos desautorizar porque tengan un enlace tóxico hacia nuestro sitio web.

En este archivo de texto, las URLs deberán ir cada una en una línea y escritas del siguiente modo:

  • Si queremos desautorizar los enlaces situados en una página concreta:

http://ejemplo.es/pagina-en-cuestion

  • Si queremos desautorizar todos los enlaces de un dominio:

domain:ejemplo.es

Esta última opción resulta la más recomendable cuando nuestro sitio web recibe muchos enlaces tóxicos de un mismo dominio, ya que no tendremos que introducir todas las URLs de manera individual.

Una vez elaborado este archivo, se debe guardar en formato .TXT y subirlo a la herramienta en cuestión. Y, ¡ya está! A continuación, Google será el que se encargará de tomarlo en consideración en las próximas semanas, concretamente cuando vuelva a rastrear e indexar las URLs que se hayan desautorizado.

Ten en cuenta que no se pueden subir más de un archivo, por lo que si quieres modificarlo tendrás que descargarlo, editarlo y volver a subirlo. También existe la posibilidad de eliminar el archivo si crees que te has equivocado, pero no resulta nada recomendable, ya que una vez que se hayan procesado los enlaces, nadie te asegura que vayas a poder recuperarlos ni recuperar el valor que antes tenían para tu sitio.

Así que, como has podido comprobar, esta herramienta de Disavow es un arma de doble filo: puede ser una gran aliada a la hora obviar todos aquellos enlaces que pueden ser perjudiciales para nuestro posicionamiento en Google, del mismo modo que puede repercutir negativamente en nuestro posicionamiento si obviamos enlaces que nos estaban ayudando en el mismo.

Recomendación: usarla solo en momentos muy puntuales y para enlaces que tengas muy claro que son necesarios desautorizar.

Resumen
Disavow de Google: ¿ya lo conoces?
Artículo
Disavow de Google: ¿ya lo conoces?
Descripción
No es algo nuevo que Google penaliza todos aquellos enlaces de dudosa naturalidad como los enlaces comprados, intercambiados o creados de manera artificial. Por ello, nunca debemos perder de vista todos los sitios que enlazan a nuestra web y la “reputación” de los mismos.
Autor
Consultora
Top Position
Logo
Vota