Según la Wikipedia el Social Commercees una ramificación del comercio electrónico que supone el uso de redes sociales para ayudar en la compra y venta en línea de productos y servicios”.

Con el desarrollo de anuncios más segmentados y adaptados a cada red social, las tiendas online han encontrado en este sector un fuerte aliado para la atracción de clientes. Y es que el social commerce se caracteriza por romper la relación unidireccional típica del e-commerce y abrir nuevas vías de comunicación con el consumidor. Éste pregunta, dialoga y comparte con la marca antes de llevar a cabo la compra.

Además, el social commerce permite crear un vínculo emocional entre marca y consumidor a través de la actividad en redes sociales. De esta forma el usuario puede desarrollar un sentimiento de ‘fan’ hacia la marca o incluso conseguir una mayor fidelización.

Sin embargo, aunque el interés por la compra se inicie en Facebook, Twitter o Instagram, la transacción siempre acaba en el site de la tienda online. ¿Por qué no acabarla en la propia red social?

Las marcas comienzan a hacerse esta pregunta y las redes sociales contestan con nuevas funciones y novedades al respecto.

Facebook, red pionera en social commerce

Según una encuesta elaborada por Facebook, sus usuarios de entre 18 y 34 años utilizaban la red social como fuente de inspiración y consulta para sus compras.

Por eso, no es de extrañar que los de Zuckerberg hayan anunciado el lanzamiento de un nuevo servicio de ‘tienda’ para páginas de empresa. Aunque por el momento este servicio está en fase de prueba sus funciones incluirán la subida de productos, la personalización del catálogo así como la ‘venta directa’ desde la página de Facebook y la administración de los pedidos.

La red social ha compartido un vídeo explicativo con las siguientes imágenes sobre el nuevo servicio:

El potencial de las Redes Sociales en e-commerce
El potencial de las Redes Sociales en e-commerce

Y aquí os mostramos un ejemplo de cómo podría quedar la interfaz de Facebook con el nuevo servicio:

El potencial de las Redes Sociales en e-commerce

No obstante, mientras esta función se integra por completo, existen diversas aplicaciones que permiten vender en Facebook como Shopify o Palbin. Son opciones para aquellos comercios que no puedan permitirse la creación de un e-commerce pero que sí posean un gran número de fans en Facebook, con una considerable interacción e identidad de marca.

¿Comprar un coche en Twitter?

Este verano saltaba la noticia del primer producto vendido íntegramente a través de Twitter. ¡Nada menos que un coche! Lo más curioso de esta transacción es que surgió por iniciativa de un usuario.

Mediante el hashtag #compraruncocheportwitter, @escolano lanzó el reto a todo aquel que estuviera interesado. La marca de coches Nissan se puso en contacto con él y, tras varios mensajes y conversaciones en vídeo a través de Periscope, vendió su modelo X Trail a @escolano. ¡Y sin pisar el concesionario!

El potencial de las Redes Sociales en e-commerce

Aunque se trata de un caso puntual, sirve de ejemplo para ver el enorme potencial de Twitter en cuanto al nivel de interacción entre marca y usuario. Un factor que puede ser de gran ayuda a la hora de llevar a cabo una compra online.

Próxima parada: Instagram

El reciente anuncio de creación de páginas de empresa en Instagram hace pensar que esta red social quiere seguir los pasos de Facebook. Su interfaz visual, su inmediatez y el poder que han adquirido las bloggers e influencers convierten a Instagram es uno de los mejores escaparates para las tiendas. Es sólo cuestión de tiempo que el proceso de compra se integre dentro de esta red social.

 

Vota