blog

El contenido de calidad ha sido siempre la clave de un SEO exitoso. Esto es ahora incluso más importante debido a los últimos cambios en el algoritmo de Google. No importa el tamaño de tu negocio, tener un flujo saliente constante de contenido de calidad desde tu sitio web es esencial.

Sin embargo, escribir lleva su tiempo y, cuando tu empresa es pequeña, puede ser difícil disponer de tiempo o de gente que escriban contenido regularmente para tu sitio. Hay varias opciones para pymes que quieran optimizar sus recursos y crear una web con un flujo de contenido continuo y relevante. Ahora os daré algunas claves que pueden ayudar a aquellos que no saben por dónde empezar.

Lo primero de todo, si has decidido que vas a comenzar a publicar contenido desde tu página, lo más práctico es hacerlo a través de un blog. Es relativamente sencillo adaptarlo a la estructura de tu blog y te da la oportunidad de escribir sobre cualquier tema, desde tendencias en tu sector hasta lo más reciente que haya ocurrido en tu empresa. Y lo más importante, un blog te proporciona un espacio donde hablar directamente con tus clientes de una manera menos formal, haciendo posible una relación más personal con ellos. Para ello, asegúrate también de proporcionar a tus lectores un lugar para que comenten y preocúpate por contestarles.

Una vez que has creado el blog y planeado la frecuencia con la que lo vas a actualizar viene lo difícil, hacer que la gente lo lea. Para ello, necesitas publicitar tu blog. Lo más sencillo actualmente es usar Facebook y Twitter, puedes incluso conectar tu blog con tus perfiles en estas redes sociales para que automáticamente se publique también en tus redes.

Ahora bien, puede que hayas leído hasta aquí y te preguntes de dónde vas a sacar el tiempo necesario para llevar a cabo este plan. La respuesta puede ser que contrates a alguien para que se dedique a ello y escriba posts de calidad. Escribir no es algo al que todo el mundo se le dé bien y puede ser buena idea contratar a alguien especializado que lo haga.

Naturalmente, contratar a alguien puede ser inviable en muchos casos debido a la situación o al tamaño mismo de la empresa, por lo que no podrás recurrir a ello. En estos casos, una solución sería la de contactar con algún escritor freelance. Hay multitud de sitios para ello como freelancer en los cuales puedes encontrar a personas dispuestas a escribir para tu blog a cambio de una remuneración que suele ser por post publicado.

Tener un blog en tu sitio de calidad y actualizado periódicamente puede ser la diferencia que te haga destacar sobre tus competidores, convirtiendo tu negocio en un referente del sector. Por supuesto, tu posicionamiento en Google también se verá recompensado.

Vota