Si hace poco conocíamos que Facebook tenía intenciones de embarcarse en el mundo de las app de contacto a través de Facebook Discover, ahora son las redes sociales como LinkedIn las que se han echado a temblar. Y es que la compañía de Zuckerberg ha lanzado oficialmente la integración de la sección de búsqueda de empleo en Facebook.

Si bien es cierto que no es una novedad el uso de Facebook para la promoción y búsqueda de empleo, sí lo es la integración en una sola herramienta: los usuarios ya no tendrán que esperar a ver las publicaciones de algún usuario o fanpage y visitar alguna página externa para poder aplicar a la oferta, sino que podrán realizar la búsqueda de empleo cuando más les convenga y sin salir de la interfaz. Algo que Facebook lleva tiempo intentando, entre otras funcionalidades, con la integración de vídeos.

La herramienta de ofertas de empleo, que ya estaba en beta el pasado año y que actualmente está disponible en Estados Unidos y Canadá, permite a las empresas publicar su oferta de empleo y automáticamente alojarla en la pestaña “jobs” para que los usuarios puedan acceder a ella y, en caso de estar interesado, aplicar de una manera sencilla, ya que no será necesario introducir la información básica: Facebook se encargará de incorporarla desde el perfil del usuario. Búsqueda de empleo a golpe de clic; sin esfuerzos añadidos, salvo que haya algún dato que se desee modificar manualmente.

Hasta ahora no cabía duda que LinkedIn era la red social del mercado laboral por excelencia, pero el nacimiento de esta herramienta podría provocar grandes perjuicios a la red de Microsoft y su nombramiento como “la red social de los profesionales” podría estar pendiendo de un hilo. Pero ¿por qué?

En primer lugar, debemos recordar que Facebook es la red social más potente en cuanto a número de usuarios, que sigue creciendo. En el año último cuatrimestre del 2016 experimentó un incremento del 17% de usuarios activos mensuales respecto al año anterior, lo que se traduce en casi 2.000 millones de personas.

Y es que Zuckerberg siempre ha sabido ver lo que a otros se les escapa y, además, sacar provecho de ello: mientras que LinkedIn es una red social con intenciones de empleabilidad que promueve los perfiles de alta cualificación y está orientada a la búsqueda activa de empleo, en Facebook están usuarios de todas las condiciones que, incluso sin haberse planteado buscar otro empleo, pueden estar abiertos a una oferta mejor.

Y esto para las empresas puede ser un buen anzuelo, ya que, además, si para lanzar ofertas en LinkedIn las compañías deben desembolsar un importe, en Facebook el lanzamiento de ofertas será gratuito e ilimitado; en principio, porque las empresas podrán realizar ofertas patrocinadas como en Facebook Ads. A través de esta opción, se posibilita la segmentación de candidatos para poder enfocar de manera optimizada los anuncios de empleo y ganar visibilidad, ya que estos patrocinados aparecerán de manera destacada en el newfeed.

Aunque actualmente solo pueden hacer uso de la sección de ofertas de empleo las empresas de Estados Unidos y Canadá, si obtiene buenos resultados, pronto podría ser una realidad en España. Y todo apunta a que así será porque (casi) todo lo que toca La Red, se convierte en oro.

Encontrar trabajo desde Facebook
Total 4 Promedio 4.75