La orientación sexual, ideologías políticas, equipo de fútbol favorito, prácticas religiosas, coeficiente intelectual… ahora todo puede saberse de una persona desde Facebook. Lo único que necesitas actualmente para conocer a fondo la personalidad de una persona es entrar en su lista de Me Gusta.

Al menos, eso es lo que se opina desde la Universidad de Cambridge, donde varios de sus alumnos y expertos en la materia han realizado una investigación sobre la red social Facebook con la teoría de que, teniendo en cuenta los Me Gusta de sus usuarios, se puede conocer mucho sobre sus gustos reales y aspectos muy profundos de su personalidad. 

La investigación se ha publicado en la revista PNAS y se ha difundido por Estados Unidos, con unos resultados sorprendentemente precisos sobre las personalidades de los usuarios encuestados. En concreto, el análisis ha estado centrado en temas tan controvertidos como la tendencia sexual, la religión, la raza… y ha contado con la participación de 58.000 voluntarios, que han permitido el acceso a sus perfiles de la red social.

El proceso ha sido muy sencillo: se han reunido los Me Gusta de cada usuario utilizando distintos algoritmos, de los que se extrajeron resultados con una precisión en todos los campos seleccionados de alrededor del 80-90%. Además, los usuarios han sido sometidos a pruebas psicométricas.

Con ello, se ha podido identificar aspectos psicológicos y sociológicos como patrones de comportamiento, rasgos personales de los propios usuarios,  música o programas de televisión preferidos.

 Y lo mejor de todo: han creado el espacio YouAreWhatYouLike donde, todo el que quiera y lo permita, pueda conocer cómo se ve su personalidad Facebook a través de sus Me GustaSólo tienes que hacer clic en “login with facebook”, meter tus datos, y saber qué piensa la red social sobre ti.

 

 

Cosas tan simples como darle a Me Gusta en una película, un actor, o un cantante, pueden decir mucho de la personalidad de uno, por ejemplo: la mayoría de los extrovertidos eligen a cantantes del perfil de Jennifer López, los introvertidos películas como “El Caballero Oscuro”, los liberales-artísticos optan en muchos casos por seleccionar al director Leonard Cohen o al escritor Oscar Wilde, mientras que los conservadores prefieren las carreras de Nascar y películas como “La madre del novio”.

En la investigación aseguran que la ideología política de los los usuarios estadounidenses se puede constatar en el momento en el que, por ejemplo, deciden que les gusta la Casa Blanca (lo cual quiere decir que, en muchos casos, son demócratas) o cuando admiten que les gusta el ex presidente  George W. Bush (los republicanos).

Las personas con elevado coeficiente intelectual eligen películas como “El Padrino” y “Matar a un ruiseñor”, mientras que personas con menor nivel académico eligen películas con menos reconocimiento, galardones y premios cinematográficos.

En cuanto al colectivo gay, el estudio afirma que es muy fácil descubrir a este tipo de usuarios, pero no simplemente porque les guste y estén a favor del matrimonio gay, sino por sus gustos musicales y televisivos.

 

 

El estudio ha aparecido en medio de un intenso debate sobre la privacidad en la red, donde expertos se plantean si los usuarios se hallan en peligro en este aspecto. Los propios investigadores han advertido de que, en los perfiles digitales de las personas, se están creando amenazas contra la privacidad. “Puedo imaginar situaciones en las que los mismos datos y la tecnología se utilizan para predecir opiniones políticas u orientación sexual, lo que plantea amenazas a la libertad e incluso a la vida”, ha señalado el investigador principal del proyecto, Michael Kosinski, según la BBC.

“Es muy fácil hacer clic en el botón ‘me gusta’, es seductor”, ha señalado David Stillwell, experto en psicometría y coautor del estudio con sus colegas de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y Microsoft Research. “Pero uno no se da cuenta de que años más tarde todos esos ‘me gusta’ pueden acumularse en su contra”, ha agregado.

A su vez, el director de la campaña de privacidad del grupo Big Brother, Nick Pickles, ha destacado: “Esta investigación debería hacer sonar las alarmas para cualquier persona que piensa que las opciones de privacidad son la solución para la protección de información en línea. Tenemos que repensar radicalmente la cantidad de datos que estamos compartiendo voluntariamente”.

Estos datos son verdaderamente útiles para campañas publicitarias o para prácticas de marketing, e incluso para la selección de candidatos para un puesto de trabajo desde una empresa. Por ello, desde Top Position, os aconsejamos que, si tenéis una cuenta de Facebook (que seguro que sois la mayoría) y la utilizáis con frecuencia, ¡analizad lo que os gusta, lo que habéis seleccionado, e intentad que sea lo más exacto a lo que pretendéis reflejar de vuestra persona!

Vota