Antes de optimizar un sitio web, de comenzar nuestra estrategia de linkbuilding y de comprobar día tras día las posiciones que hemos subido o bajado en el SERP de Google, hay que realizar un estudio de palabras clave o keyword research.

Un estudio de palabras clave nos ayuda a determinar para qué términos vamos a posicionar nuestro sitio web en función de diversos parámetros a analizar. A continuación te indicamos los pasos a seguir para llevarlo a cabo:

  1. ¿Qué quiere el cliente?

Nadie conoce mejor su producto/servicio que el cliente. Es importante que él nos guíe en el tipo de producto que quiere vender o en el servicio en el que está especializado para no ir a ciegas en la búsqueda de los términos clave.

  1. Buscar términos relacionados

De entre todos los términos/ideas que nos ha dado el cliente, establecemos varias categorías. Dentro de cada una incluiremos varios términos relacionados. Pero, ¿de dónde sacaremos esos términos? Existen diversas opciones, pero nosotros vamos a darte las que ofrece Google:

  • Barra del buscador

Una cosa tan simple como introducir el término que nos ha indicado el cliente nos puede dar ideas o sugerencias de búsquedas relacionadas y populares.

>>Descubre cómo trabajar la Reputación Online en las sugerencias de Google

También en el footer podemos encontrar otras sugerencias relacionadas que nos pueden ser de gran ayuda para inspirarnos a la hora de encontrar nuevos términos.posicionamiento-en-google-estudio-de-palabras-clave2

  • Google Trends

Esta herramienta gratuita de Google nos da tendencias de búsquedas por países o a nivel mundial y en diferentes períodos de tiempo. Resulta muy útil para comparar dos términos y determinar cuál tiene más interés en el tiempo.

  • Planificador de Palabras Clave de Google Adwords

La herramienta de estimaciones de Google Adwords nos permite conocer el promedio de búsquedas mensuales de varios términos que indiquemos nosotros y otros relacionados que la propia herramienta nos sugiere. También nos da datos sobre competencia en publicidad de pago y los costes por clic (CPC) medio de cada palabra.

Ventajas:

  • Las sugerencias de palabras clave agrupadas por categorías
  • La posibilidad de introducir la URL de nuestro sitio web para que los resultados sean más precisos
  • La posibilidad de segmentar por país y por período de tiempo
  • Permite exportar todos los datos a un documento Excel.

– Contras:

  • Para poder acceder a ella tienes que tener cuenta en Google Adwords
  • En caso de tener cuenta en Google Adwords pero no tener campañas activas, las estimaciones son muy ambiguas y poco precisas.
  • Aun teniendo campañas activas, los datos que da son estimaciones que en muchos casos no se parecen a la realidad, especialmente en materia de CPCs.

 

  1. Evaluar dónde se encuentra posicionado el cliente

Existen diversas herramientas de pago como Sistrix o Semrush que te permiten conocer para qué términos está posicionado tu sitio web. Esto es de gran ayuda para determinar las keywords finales que trabajaremos y además, es una métrica que nos permitirá mostrar y comparar resultados de nuestro trabajo meses después a nuestro cliente.

  1. Agrupar por categorías

Una vez que tengamos un listado de términos amplio, si es posible y el cliente quiere trabajar varias líneas de negocio, agrupamos éstos por categorías, de tal forma que podamos centrarnos en cada grupo de forma separada. Esta parte además servirá para determinar qué páginas del sitio web queremos posicionar, y que no tienen por qué ser la home.

  1. Hacer “limpia” y quedarse con las mejores

De todo el listado, nos quedamos con las mejores. ¿Fácil no? En realidad este paso es el más complicado y no, no existe ninguna herramienta que nos de la respuesta final. Todo dependerá de nuestro análisis. Nosotros recomendamos seguir este “embudo” para ir eliminando posibilidades hasta quedarnos con las mejores:

  • Quedarse con las keywords que ya estén posicionadas, al menos, en el top-100 de Google. Descartar las demás.
  • Cuántas más búsquedas tenga, más competencia habrá. Esto suele ocurrir con términos muy genéricos. Hay que tratar de quedarse con aquellos de tipo “long tail” o más específicos como “comprar discos de segunda mano”. Este tipo de términos representan el 70% del total de búsquedas de Google y suponen una mayor oportunidad para el negocio de llegar a clientes interesados de verdad en el producto. Además, es más fácil que evitemos competir con gigantes asentados en las primeras posiciones de Google.
  • Si el dominio es de tipo descriptivo e incluye alguno de los términos del estudio, nos quedaremos con ese.
  • Por último, haz una búsqueda de los términos que te queden en Google y valora tu competencia para la primera página ¿Tienes opciones de subir a lo más alto? ¿O en ella están gigantes como Amazon, Zalando, Zara, Media Markt…? Si te ocurre esto llegado a este punto, prueba a volver al paso 3 y trata de buscar términos más específicos.

 

Y recuerda, el posicionamiento en buscadores es una estrategia a largo plazo, que requiere de trabajo y mucha constancia.

Si tienes cualquier duda o quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Resumen
Cómo hacer un estudio de palabras clave
Artículo
Cómo hacer un estudio de palabras clave
Descripción
Un estudio de palabras clave nos ayuda a determinar para qué términos vamos a posicionar nuestro sitio web. En este post te indicamos los pasos a seguir para llevarlo a cabo.
Autor
Consultora
Top Position
Logo
Cómo hacer un estudio de palabras clave
Total 3 Promedio 5