¿Los “espacios en blanco” realmente son beneficiosos para mejorar la UX? Antes de contestar a esta pregunta necesitamos saber que son realmente los “espacios en blanco”.

Los “espacios en blanco”, en diseño web, son espacios entre los elementos de nuestra web, donde no muestra contenido alfanumérico, pero si pueden contener contenido visual. Es decir, que estos espacios no tienen que ser necesariamente blancos, sino que pueden contener una imagen o un color de fondo.

Todos sabemos, como usuarios, que no leemos una página web de arriba abajo, sino que la escaneamos para captar la información que más nos interesa. En este sentido, ofrecer “espacios en blanco” ayudará al usuario a estructurar fácilmente la información y mejorar por tanto la usabilidad de nuestra web.

Un ejemplo de web sin “espacios en blanco” sería la de Ling’s Cars, que como podéis ver no es el único problema de usabilidad que tienen, la ausencia de “espacios en blanco” hace que al usuario le resulte imposible escanear la web de un vistazo.

Además la web de Ling’s Cars no orienta al usuario sobre cuál es el recorrido que tiene que seguir para obtener lo que busca. Ofrece una web desordenada, donde el usuario difícilmente podrá conseguir su objetivo y tener una experiencia de usuario satisfactoria.

Con este ejemplo descubrimos una de las muchas ventajas que tienen de los “espacios en blanco”: aportan a nuestra web facilidad de uso y por tanto una mejora en usabilidad y UX.

Un ejemplo de buen uso de estos espacios es la web de la gran Apple. Pionera en el diseño web, es un ejemplo de que un diseño minimalista y estructurado mejora la experiencia de usuario (UX).

Experiencia de usuario (UX): Los espacios en blanco
Total 6 Promedio 5