google-wave-ripHace unos días Google anunciaba en su blog oficial, que el desarrollo de Wave se dejaría a un lado debido a que “no ha tenido una buena acogida por parte de los usuarios, tal y como ellos la esperaban”, por lo que solamente mantendrán el sitio web funcionando hasta finales de este año, aunque aseguran que utilizarán la tecnología desarrollada para otros proyectos.

De esta manera, Google abandona un proyecto que había generado muchas expectativas en los usuarios, pero que con el tiempo fue quedando en el olvido, convirtiéndose en una anécdota más del gigante de Silicon Valley.

En Top Position hemos estado discutiendo esta semana acerca de las posibles razones por las que Wave no llegó a cuajar, nos gustaría compartirlas con vosotros y si os animáis podéis contribuir a través de los comentarios.

Comenzamos. La primera pregunta que nos hicimos cuando escuchamos por primera vez acerca de Wave fue: ¿Y qué es Wave en realidad? ¿Es un Gmail avanzado? ¿Un Gmail con chat y Google Docs integrado?  Sí, había alguna información por allí, y un vídeo de demostración, pero tampoco quedaba demasiado claro.  A lo mejor los que mejor entendieron de qué se trataba eran quienes alguna vez habían trabajado con un gestor de proyectos online o alguna aplicación interactiva semejante.

Creemos que este fue uno de los primeros fallos de Google, no esclarecer qué nos estaban ofreciendo y cómo iba a beneficiarnos en el día a día como usuarios.

Entonces llegaron las invitaciones para utilizar Wave, poco a poco, creando escasez para generar valor y ¿Qué pasó? … yo recibí mi invitación pero mis amigos cercanos y mis colegas de trabajo no … ¿Cómo iba a probar la aplicación? ¿Cómo iba a empezar a jugar con ella?  Cuando al resto le llegó su invitación, yo ya había olvidado que quería probarlo.  Otro error, Wave debía estar disponible para todos a la vez … ¿No era ésta una herramienta interactiva?

Bien, finalmente llegó el día en que ya eramos 3 utilizando Wave. Vamos a darle al botón de ‘New Wave’ a ver que pasa.  Y ahora vamos a darle al botón de ‘Meeting’. ¿Pero esto no puedo hacerlo mejor en Google Calendar, que ya lo tengo configurado? …

Nos encontrábamos con otro tropiezo: lo poco intuitivo de su utilización. ¿Dónde estaban los expertos en usabilidad?  Si una de las principales características que ha llevado al buscador a lo más alto ha sido la sencillez de su interfaz y lo fácil de su utilización, ¿por qué no lo habían aplicado esta vez como con otros productos?

Google había olvidado una de las claves para el éxito de una aplicación: la sencillez en su uso.

Bueno – dijimos – vamos a esperar un poco a que pase el tiempo, a ver si la cosa mejora.  Pero nada, vimos algún tweet por aquí o por allá, diciendo que al fin habían encontrado utilidad a Wave, pero nada más.  La aplicación no terminó de ganar terreno en el día a día de los usuarios.

Una vez más los usuarios han tenido la última palabra y se han dado cuenta que no todo lo que toca Google se convierte en oro.

¿Y tú? ¿Cuál fue tu experiencia con Wave? ¿Llegaste a utilizarlo en el día a día?

Vota