Dudo que alguien no sepa que Donald Trump ya es el presidente en funciones de Estados Unidos y que como tal ha empezado a ejecutar órdenes y a cumplir parte de sus promesas durante la campaña.

Para no entrar en detalles que no nos competen nos vamos a centrar en la Web y redes sociales de la Casa Blanca, digo The White House. Y es que hasta hace unas pocas horas, no muchas menos de las que lleva Obama como ex presidente del país, la versión en español de estas ha desaparecido.

Sí, es una realidad que había dicho Trump en numerosas oportunidades y es la consecuencia de la transición que vemos que no solo es física, sino también digital.

Si bien es cierto que el idioma oficial del país es el inglés, también  lo es que más de 55 millones de habitantes hablan español, convirtiéndolo en el segundo idioma más hablado del país. Por lo tanto ambas versiones eran igualmente seguidas.

Lejos de estar o no de acuerdo con esta medida, es una certeza que el mundo actual es digital es de redes y de contacto con la gente, seguidores u opositores. En 2009, con la llegada de Barack Obama al poder, el Facebook oficial rondaba los 400 millones de usuarios, a su salida superaba los 1.600 millones de seguidores. Twitter pasó de desapercibido a una herramienta fundamental de su administración y así se consolido la Casa Blanca en las redes. Hoy todos los perfiles oficiales han pasado a manos de Trump.

Las cuentas @WhiteHouse, @POTUS, @VP, @FLOTUS, @PressSec, @LaCasaBlanca, @WHLive, @VPLive y @Cabinet ahora le pertenecen a Donald Trump, pero el contenido hasta ahora compartido fue eliminado. Por su parte, los Obama mantendrán las cuentas @ObamaWhiteHouse, @POTUS44, @VP44, @FLOTUS44, en donde se encuentra todo el contenido publicado por ellos en estos 8 años de gobierno, por lo que nada se ha perdido sino reubicado.

Así como en Twitter, los perfiles de Facebook, Instagram, Snapchat, Mediam, YouTube, Tumblr y Flickr harán lo mismo.

Estos cambios han generado, como es natural, muchos enredos. Por un lado quiénes se dieron cuenta que ahora seguían a Trump en lugar de Obama, o quiénes pensaban que serían notificados de los cambios. Lo cierto es que los seguidores de @POTUS después de las 12 horas del día de la jura de Trump pasaron a ser seguidores de @POTUS y @POTUS44 y ya era decisión seguir a ambas o dejar de seguir a alguna. Esta transición fue compleja y por horas los seguidores de ambas cuentas aparecían y desaparecían. El mismo caso sucedió con los perfiles @VP, @WhiteHouse y @PressSec.

Teóricamente el problema está solucionado y cada quien sigue al presidente que desee.

Un dato, si te interesa seguir al presidente Trump es recomendable que agregues su Twitter personal (@realDonaldTrump), porque es el que está teniendo más vida. De momento parece que @POTUS no es de su interés; será para no perder los cerca de 6 millones de seguidores que ya tiene en la otra cuenta.

Hay que darle tiempo al tiempo y ver si esta medida es revertida o si Trump se mantendrá firme en su decisión de hacer de America un país libre de español.

Jannette Irazabal

La Casa Blanca pierde el español
Total 1 Promedio 5