Google ha señalado que la publicidad en Internet de los móviles obtiene la mitad de las pulsaciones accidentalmente. Este valor confirma lo repentinos e intrusivos que pueden ser algunos anuncios y el problema que Google afronta, y es que está afecta negativamente a la calidad en el campo de la publicidad en los dispositivos móviles.

En bastantes ocasiones, cuando aparece en toda la pantalla de nuestro móvil un anuncio completo y la única manera de evitarlo es cerrando un botón pequeño, accedemos al portal web del anunciante de forma totalmente involuntaria. Esto es lo que se considera, entre otros, el consumo de publicidad por error. Estos casos no conviene a los usuarios, a los anunciantes y a Google, que pierde precisión al recopilar datos y  supone entregar al usuario una mala imagen.

Según ha anunciado la compañía de Mountain View se mejorará la calidad de la publicidad en internet en dispositivos móviles bloqueando de forma automática los “clics accidentales”. ¿Cómo? Según han explicado, se aplicará un corto plazo de demora entre la pulsación y el despliegue, lo que permitirá la detección de pulsaciones accidentales. De esta forma, Google también podrá asegurarse de que los desarrolladores no pueden imponer a los usuarios el consumo de publicidad.

Tres medidas contra la “mala publicidad”

  • Bloqueo de clics en los bordes de una imagen.
  • Bloqueo de clics en el icono de una aplicación.
  • Demora entre pulsación y despliegue.

 

Vota