Según un estudio publicado por Cisco y que leemos hoy en El País, los empleados españoles son los que dedican más tiempo a las redes sociales en horario de trabajo: 30 minutos diarios. Somos seguidos por los ingleses y franceses con 25 minutos y por los alemanes con 20 minutos.

Por otra parte, esta investigación revela que alrededor de 40% de las empresas bloquean el acceso a redes sociales en sus oficinas. Esto reaviva el debate de ¿cuál debe ser la política de las compañías con respecto a este tema?

Actualmente, distintas redes sociales son medios útiles para la comunicación, tanto interna como externa, en las empresas. Con respecto a la utilidad en el área de marketing ,están más que claros sus potenciales y ventajas ¿no?

En primer lugar, una empresa debe aceptar que existen esto canales y estudiar si alguno de ellos puede ser útil para su negocio y/o para sus empleados. En este debate algunos sostienen que dependiendo de la naturaleza de la empresa se pueden bloquear o no las redes sociales.

Quizá al final de todo la mejor estrategia no esté en prohibirlas si no más bien en promover aquellas que pueden ser una ventaja para nuestro negocio y nuestra comunicación. El tema está en que esos treinta minutos que se dedican en promedio al día a las redes sociales se aprovechen para avanzar en temas laborales, para mejorar la comunicación interna o para ser más productivos, entre otros. ¿Creéis que esto posible? ¿Qué opináis de que las empresas bloqueen el acceso a las redes sociales?

Vota