Todos conocemos la frase “una imagen vale más que mil palabras”, y podemos imaginarnos que al igual que en la realidad, esta afirmación también vale para nuestra reputación online. Hoy queremos destacar la importancia de tener un buen SEO en imágenes para generar una gestión integral de reputación online de cualquiera de nuestros clientes.

El primer paso, y básico para conseguir posicionar nuestras imágenes es que estén optimizadas para Google. Al igual que las etiquetas title, como vimos en la entrada de ayer, la optimización de imágenes para buscadores es un factor SEO ‘on-page’. Cuanto más optimizadas tengamos nuestras imágenes, mejor indexarán en Google.

Google Imagenes

Dos factores básicos para optimizar nuestras fotografías son el title y el alt. Si queremos que Google  lea las imágenes que tenemos en nuestra web, estas necesariamente deben tener en su código un title y un alt, que no deben de ser otro que la palabra clave para la que queramos posicionar esa imagen.

Además también tenemos que tener en cuenta el nombre con el que subimos la imagen. El simple detalle de nombrarla con la palabra para la que queremos posicionarla antes de subirla a nuestra web ayudará a su SEO y al de nuestra página web.

Una vez que tenemos nuestras imágenes optimizadas para determinados términos de búsqueda es hora de intentar posicionarlas en Google Imágenes. En ello intervienen muchos factores, entre ellos el PageRank de la página donde hemos subido nuestra foto, la optimización de nuestra página y del sitio web, o los enlaces que recibe esa imagen. Además, podemos intentar publicar nuestras imágenes en sitios que indexen bien las fotografías en Google o incluso redes sociales abiertas que permitan a Google indexar sus imágenes.

Para terminar, sólo un ejemplo de gestión de reputación online en imágenes. Que conste que algo han mejorado, aunque todavía tiene camino por delante: http://goo.gl/MFiZ6

 

 

 

 

Vota