Para los que no están del todo familiarizados con el tema del posicionamiento en buscadores, es importante recordar que existen dos tipos de prácticas SEO: las prácticas “blancas” White Hat SEO (SEO de sombrero blanco) o las prácticas “negras”, Black Hat SEO (SEO de sombrero negro).

Las primeras son aquellas naturales y que se consideran válidas; mientras que las prácticas de Black Hat SEO son técnicas que buscan engañar a los buscadores. Hoy comentaremos una de las técnicas prohibidas: el cloaking.

Aunque desde hace tiempo se ha venido hablando del significado de cloaking para el posicionamiento en buscadores, Google, a través de Matt Cutts, emitió recientemente un vídeo explicando esta técnica. En resumen, el cloaking consiste en engañar a Google mostrando un contenido a los usuarios y otro distinto al robot del buscador (Googlebot).

A través de esta técnica, los Black Hat SEO, enseñan un contenido online para los internautas, mientras que en el código de programación del sitio web colocan otro contenido optimizado para alcanzar un mejor posicionamiento en buscadores.

El cloaking es considerada por Google una práctica de alto riesgo y viola sus directrices de calidad. Utilizar este tipo de técnicas puede traer como consecuencia que se penalicen el posicionamiento en buscadores e incluso la expulsión del sitio web del índice de Google.

Os dejamos este vídeo de Matt Cutts en el que explica qué es el cloaking y los riesgos que supone practicar esta técnica.

Vota