http://reworkengine.com/wp-content/uploads/2013/01/website-bounce-rate-google-analytics.jpgLa tasa de rebote es un índice muy importante para los propietarios de sitios web. Básicamente te dice qué porcentaje de tus visitantes están “rebotando”  después de llegar a tu sitio (sólo visitan una página y se van antes de hacer clic en una segunda página dentro de tu sitio). Un rebote puede ocurrir por varias razones, entre ellas:

  •      El visitante pulsa el botón “Atrás” de su explorador.
  •      El visitante cierra su navegador.
  •      El visitante hace clic en uno de tus anuncios.
  •      El visitante hace clic en uno de los enlaces externos.
  •      El visitante utiliza el cuadro de búsqueda en su navegador.
  •      El visitante teclea una nueva URL en su navegador.

Todas las acciones anteriores pueden causar que el visitante salga de tu sitio. Si lo hizo inmediatamente después de llegar a tu web (y antes de hacer clic en una segunda página), sería considerado como un rebote. De hecho, la fórmula para saber el porcentaje de rebote de un sitio web es:

Porcentaje de rebote = Visitas que abandonan sin visitar una segunda página / Número total de visitas

Por ejemplo, si en un determinado mes el sitio recibió 120.000 visitas, de las cuales 80.000 rebotaron después de haber visitado una sola página, el porcentaje de abandonos de ese mes sería 80.000 dividido por 120.000, lo que equivale a 0.66 (o 66%). Tened en cuenta que se puede calcular el porcentaje de abandonos de todo un sitio web o de páginas individuales dentro de él.

Obviamente, cuanto menor sea el porcentaje de abandonos mejor, porque significa que los visitantes están satisfechos con el contenido y el diseño, y hacen clic para visitar una segunda (tercera, y así sucesivamente) página en la web. Sin embargo, un rebote no siempre es malo si el objetivo de una web puede ser alcanzado simplemente visitando una sola página (un comunicado de prensa, una petición de información…)

¿Cómo se puede conocer la tasa de rebote? Con un programa de análisis web como Google Analytics. El seguimiento de la tasa de rebote se realiza de manera automática.

Vota