El pasado mes de octubre, Google anunciaba en exclusiva que estaba trabajando en un nuevo proyecto de “páginas móviles aceleradas” o Accelerated Mobile Pages (AMP), con la promesa de ofrecer al usuario un acceso más rápido a la información a través de la navegación web.

O lo que es lo mismo, mejorar la velocidad de carga de las páginas web, de forma que todo el contenido aparezca ante nuestros ojos de forma mucho más rápida.

Las últimas informaciones indican a que su lanzamiento está más cerca de lo que pensamos. En concreto, todo indica a que las páginas móviles aceleradas llegarán a finales del mes de febrero.

Velocidad y experiencia de usuario son el mantra del proyecto AMP“, explican en un artículo en el sitio de Google, “porque queremos hacer que la web sea más rápida y satisfactoria”.

AMP ha surgido como respuesta a las aplicaciones rivales de otras compañías como Instant Articles de Facebook o News de Apple con la diferencia de que será de código abierto (open-source), es decir, que cualquiera podrá utilizar esta herramienta sin necesidad de registrarse en una plataforma social.

Su funcionamiento consistirá en almacenar los contenidos en la caché a través de la nube, lo que significa que Google no tendrá que buscarlo en la web de un editor cada vez que quiera disponer de un artículo. El resultado final da lugar a un servicio que entrega los contenidos casi de forma instantánea.

Medios como BBC, New York Times, Washington Post o Les Echos, son solo algunas de las más de 70 empresas que han mostrado interés por AMP. A nivel nacional, El País afirma haber apoyado el carácter abierto de este proyecto “que permitirá que nuestros contenidos lleguen a un mayor número de lectores en óptimas condiciones desde cualquier tipo de dispositivos, especialmente los móviles”, afirma el diario generalista.

Sin embargo, como todo nuevo proyecto que lanza Google, existe un razonamiento lucrativo detrás. Todo indica a que el lanzamiento de las AMP supone una defensa directa por parte de Google ante el uso de extensiones de bloqueo de anuncios (o ad-blockers).

Todos sabemos que Google se nutre de la publicidad; y el hecho de que los consumidores utilicen extensiones o aplicaciones ad-blockers  para frenar la carga de anuncios y hacer que una página se cargue al completo mucho antes, supone una importante faena para Google.

Así pues, es lógico que Google quiera combatir esto, y para ello, nos quiere ofrecer más velocidad, pero sin eliminar los anuncios, con la esperanza de que los usuarios vayan abandonando poco a poco los bloqueadores.

De hecho, el propio New York Times realizó pruebas de carga desde un iPhone de la portada de su página web, y el resultado fue una velocidad de carga casi el doble de rápida con ad-blocker, tiempo en el que se cargaron 4 MB de contenido, y se dejaron de cargar 15 MB de publicidad.

¿Qué son las Páginas Móviles Aceleradas (AMP)?
Total 2 Promedio 4.5