La publicidad a través de Google es una manera bastante conocida para llegar a un target específico. Cualquier empresa que destine parte de su presupuesto a la publicidad online debería plantearse la opción de invertir en Google Adwords.

La gran ventaja de la publicidad a través de Google es su segmentación, ya que nosotros diseñamos anuncios muy específicos para públicos muy específicos en los que vamos a impactar a través de sus búsquedas. Google Adwords se compone de dos ‘formatos’ a través de los cuales podemos insertar publicidad. Bien por búsqueda (la publicidad que aparece en la página de Google en la parte de arriba o el lateral derecho al realizar cualquier tipo de búsqueda) o a través de Display (la publicidad que aparecerá por toda la red de espacios publicitarios de Google en la red). Las diferencias entre uno y otro son grandes y su uso dependerá del objetivo que nos marquemos, pero hoy quiero incidir en una de las posibilidades que ofrece la red de display de Google: el remarketing.

Las campañas de remarketing en Adwords son una parte fundamental en cualquier estrategia publicitaria a través de este buscador. Estas nos permiten captar a los usuarios que se han interesado por mi producto y han entrado en mi web, y, en función de las reglas que definamos, mostrarles anuncios específicos mientras navega. Por ejemplo, imaginemos que tenemos una tienda de informática online, y alguien entra en nuestra web (bien a través de un anuncio que tenemos en Adwords, un resultado orgánico de Google, o poniendo directamente nuestra url en su navegador). Esta persona se interesa por ordenadores portátiles de una marca en concreto y después de un rato se marcha. Pues bien, nuestra estrategia de remarketing nos permitirá captar a ese usuario y mostrarle a través de la red de display de Google (que podemos ver en la mayoría de las webs a través de las que naveguemos) un anuncio específico sobre portátiles de esa marca que vendemos en nuestra web.

De esta manera mostramos reiteradamente nuestro anuncio a ese usuario (durante un periodo de tiempo que especificamos en nuestra campaña), y si nuestro producto y precio son competitivos no es de extrañar que finalmente la venta se produzca. La ventaja del remarketing con respecto a otras campañas de anuncios dentro de la red de display de Google es que mostramos nuestro producto a gente que ya se ha interesado por él previamente, por lo que el ctr (click through rate) es mayor generalmente (siempre por experiencia propia).

¿Cómo generamos un código de remarketing en una campaña de display?
Es bastante sencillo. Una vez nos encontramos en la página que muestra todas las campañas debemos irnos a la parte inferior izquierda de la misma y entrar en biblioteca compartida. Una vez dentro, pincharemos sobre ‘público’ y nos aparecerán los pasos a seguir para crear nuestra lista de remarketing. En ella le indicaremos el número de días en lo que se irá renovando esa lista y al final nos generará un código html que deberemos introducir antes del final del body (/body) de nuestra web para que se inserte en todas las páginas de nuestro sitio. Una vez que que hemos insertado ese código, esa lista comenzará a captar usuarios que entran en nuestra web, por lo que el paso siguiente es insertarla en una campaña de display. Debemos crear una campaña de display basada en remarketing, crear un par de anuncios (podemos hacerlos de texto o de imágenes) y darle un presupuesto y un coste por clic máximo para que comience a funcionar.

A partir de ahí, Adwords te permite afinar al máximo en tu remarketing aplicando reglas a esa lista. Es decir, podemos generar reglas por las que mostrar un determinado anuncio sólo a aquellos usuarios que hayan entrado en mi web y hayan pasado por un modelo concreto de producto, como vemos aquí abajo:

Remarketing-Adwords

En definitiva, el remarketing es una de las opciones más recomendables que ofrece Google Adwords. Al menos vale la pena probarlo y ver que tal responde en cada caso.

 

 Manu López 

 

Vota