Que las redes sociales son una herramienta capaz de crear un movimiento social, no nos sorprende a nadie. Esta vez, el escenario protagonista de la revolución que nos incumbe es China, donde impera la censura en las redes sociales.

A pesar de ello, el Gobierno Chino cada vez tiene más dificultades para mantener esta prohibición, sobre todo en los jóvenes, que logran a través del ingenio y la ironía sortear el control en estas plataformas, impuesta por el régimen comunista.

En concreto nos referimos a Twitter, que cuenta cada día con más adeptos en el país asiático a raíz de este movimiento, donde se ha conseguido abrir el debate mediante el uso de sinónimos para hablar de temas censurados, y de esta forma esquivar el amplio control gubernamental que bloquea palabras clave y perfiles de usuarios, por difundir lo que califican como ‘rumores’.

‘Revolución cívica’ en China a través de Twitter

Esta ‘revolución’, que tuvo sus comienzos en la red social Weibo (creada en 2009 y que fue bloqueada al poco tiempo por el Gobierno chino), también ha servido para obtener beneficio económico por parte de algunos usuarios, que pagados por el gobierno, debían de publicar comentarios favorables al Partido Comunista y contradecir o falsear los ‘tweets’ difundidos por los jóvenes revolucionarios.

Tal es el control que tiene sobre la red social, que se le atribuye al Gobierno Chino la autoría del cambio de contraseñas a 140 millones de perfiles de usuarios en Twitter que está teniendo lugar esta última semana, con el objetivo de callar las informaciones de periodistas, analistas y usuarios en la Red.

¿Crees que el gobierno chino será capaz de controlar por mucho tiempo Internet y el acceso a las redes sociales?

Vota