Que Google es el buscador estrella en el mundo es indiscutible. En España copa ya más del 90% del mercado, pero Google no vive de sus resultados, sino de su publicidad. Como cualquiera puede observar, el gigante de internet ofrece a sus usuarios resultados de pago en la parte superior de su buscador, así como en el lateral derecho. Este hecho provoca que muchos discutan una deriva de Google hacia una página dominada por la publicidad, en lugar de por los resultados orgánicos de búsqueda, lo que choca de frente con su supuesta defensa de ofrecer resultados a sus usuarios en función de su relevancia y calidad para los mismos. La última polémica ha venido de manos de Google Shopping.

Bing, el buscador de Microsoft (uno de los grandes rivales de Google) ha lanzado una campaña de crítica contra la iniciativa de Google Shopping de trasformar sus resultados en resultados de pago, bautizándolo con el nombre de Scroogled. Desde el mes de mayo, Google posiciona los resultados de su red de Shopping en función de lo que llama “bid price”, o lo que es lo mismo, el precio de la puja, como hace ya desde hace bastante tiempo con Google Adwords. Bing critica la doble moral de Google, el cual indica que muestra sus anuncios en Shopping por relevancia, cuando realmente lo hace en función de lo que pagan sus anunciantes.

¿Es comprensible este ataque de Bing? en cierta medida lleva razón, ya que Google ‘enmascara’ de alguna manera el que esos resultados sean de pago, aunque también es verdad que esta no deja de ser una campaña publicitaria de Microsoft para intentar conseguir una mayor cuota de mercado.

Veremos si Bing logra arañar usuarios hacia su buscador con esta iniciativa, aunque todo apunta que, por ahora, poco tiene que hacer el buscador de Microsoft contra el gigante Google. De momento, el buscador más usado, y más efectivo, sigue siendo Google. Esperemos que no se deje cautivar por el mundo de la publicidad en lugar de dedicarse a lo que realmente hace mejor que nadie, ofrecer resultados de búsqueda orgánicos relevantes y de calidad para el usuario.

 

Vota