“Bien… es una interesante forma de terminar el lunes”

Chris Andrikanich, un hombre casado, con dos hijos, y que vive en Cleveland (Estados Unidos), aseguraba haber tenido un “interesante” lunes en su perfil de Twitter.

Y no dudamos que realmente así haya sido.

Resulta que el mismo día que Chris Andrikanich publicaba este tuits, Google anunciaba al mundo el cambio de nombre de su matrizAlphabet, bajo el que reunirá a todas sus empresas, relegando la marca Google para el uso exclusivo de su buscador.

Y aquí es cuando nuestro amigo tuitero Andrikanich entra en juego, ya que el nombre de su cuenta en Twitter es @alphabet.

No se trata de que Andrikanich fuera el más rápido del Oeste y se hiciera con la cuenta para después venderla. La abrió en 2007 y es un perfil de lo más normal, donde su dueño publica principalmente tuits relacionados con sus gustos musicales.

El propio Andrikanich  afirma que estaba recogiendo a su hija del colegio “cuando me empezaron a contactar de los medios y Twitter se estaba volviendo loco. Al principio no tenía ni idea de lo que estaba ocurriendo, hasta que en uno de los tuits que me citaba, vi un enlace a la historia del cambio de nombre de Google”.

Queda saber si desde Alphabet se han puesto en contacto ya con Andrikanich para hacerle una oferta monetaria, de la que no dudamos que contenga varios ceros.

Hay que recordar que las normas de Twitter prohíben la venta de cuentas, aunque se han llegado a acuerdos a espaldas de la red social. Un ejemplo es el de Israel Meléndez, uno de los empresarios españoles dedicados a los contenidos online para adultos más conocidos de la red. El hecho de que su nombre de pila coincida con el de un Estado no tenía nada de especial hasta 2010, cuando Meléndez traspasó su nombre de usuario en Twitter (@israel) al país homónimo por una cantidad en dólares que, según explica a Público, alcanza los “cinco ceros”.

Lorena Falero 

Vota