Es habitual relacionar en muchas ocasiones un newsletter con un correo SPAM. Se llama SPAM, correo basura o mensaje basura a los mensajes no solicitados, no deseados o de remitente no conocido (correo anónimo), habitualmente de tipo publicitario, generalmente enviados en grandes cantidades (incluso masivas) que perjudican de alguna o varias maneras al receptor.

Lo que hay que tener claro es que un email marketing siempre va a ir dirigido a aquellas personas que quieren recibir esa información, es decir, que recibes publicidad de bolsos porque te has suscrito a una tienda de bolsos. Si recibes una publicidad en la que no te has suscrito, es correo basura, SPAM.

No obstante, hay muchas más diferencias entre ambos conceptos y que se pueden apreciar en esta infografía facilitada por Milca Peguero.

infografia_spam_vs_email_marketing

Vota