¿Termina de despegar el e-commerce en España?

Los consumidores españoles todavía realizamos un uso limitado del comercio electrónico y seguimos prefiriendo la tienda física. Prueba de ello es que sólo el 19% de los consumidores españoles compra online al menos una vez al día, una cifra por debajo de la media de países mundial situada en el 29%.

Así lo recoge el estudio Total Retail 2016 elaborado por la consultora Pwc a partir de entrevistas a más de 23.000 compradores de todo el mundo. Aunque un 19% puede parecer poco significativo, la cifra cobra mayor relevancia si la comparamos con la media de países a nivel mundial, situada en el 29%. Y más aún si la comparamos con países “vecinos” como Reino Unido (45%), Alemania (34%), Italia (32%) y Francia (27%).

La tienda física se sigue imponiendo en España como demuestra el 66% de los consumidores que afirma acudir a este tipo de establecimientos al menos, una vez al mes – frente al 42% del comercio online – y el 40% que lo hace, como poco, una vez a la semana – frente al 15% online.

Estos datos reflejan el uso que hacemos los españoles de Internet en materia de e-commerce. Y es que según el informe de Pwc, la mayoría usamos Internet para informarnos sobre un producto que queremos adquirir, pero no para comprarlo.

El motivo quizás sea la percepción de inseguridad que aún transmite la red como demuestra el 62% de los encuestados que temen ver hackeada su tarjeta de crédito cuando compran online. Otra causa que apunta el informe es la falta de inversión de las compañías españolas en plataformas de comercio electrónico que sean cómodas y accesibles para el usuario.

En cuanto al dispositivo elegido a la hora de comprar online, los datos del informe Total Retail 2016 resultan bastante llamativos. Sólo un 7% de los consumidores nacionales compra a través del móvil, por lo menos, una vez a la semana. Un dato significativo si tenemos en cuenta que España es el país con mayor penetración de teléfonos inteligentes de Europa –con un 81%–.

Aún más llamativo resulta que el 58% de los consumidores españoles asegure no haber comprado nunca a través de tablet y un 55% no haber usado nunca su smartphone para realizar compras online. No obstante, en este último dispositivo la cifra no se aleja tanto de la media mundial (46%) ni de los países europeos (46%, en Italia, 48%, en Alemania; 56%, en Reino Unido; 58%, en Francia).

Con todo esto, podemos decir que aunque el e-commerce crece a pasos agigantados en nuestro país aún “no ha alcanzado su punto de madurez”.

¿Termina de despegar el e-commerce en España?
Total 1 Promedio 5