Los secretos de Google

La estrategia es lo primero

Como en todo, la primera clave para triunfar en Google es concebir una estrategia ganadora. Debemos saber antes que nada, cuál es nuestra audiencia objetivo y qué queremos hacer con nuestro sitio web. ¿Se trata de vender aparatos de gimnasio por internet? ¿Queremos influir en el debate político sobre un tema específico? ¿O somos una ONG que quiere que la gente apoye una causa concreta?

¿Cómo encontrará nuestra audiencia nuestro sitio web? ¿Cómo podemos convencerles para que nos compren lo que vendemos?

Dado que el universo de Google está fragmentado en palabras clave, lo primero será analizar cuáles son las que – solas o combinadas- nos interesan para lograr nuestros objetivos.

Después será conveniente estudiar en cuáles de ellas debemos competir, puesto que no será eficiente intentar destacar en todas. Y en ocasiones sería imposible.

Finalmente, tendremos que estudiar cómo encajan en nuestro sitio web las combinaciones de palabras clave que escojamos. Es decir, cómo se desarrollan y se relacionan entre ellas.

Hay libros que dedican varios capítulos a este tema. Te recomiendo, lector, si puedes leer bien en inglés, el libro de David Viney “Get to the Top on Google” que es uno de los mejores que he leído al respecto.

Si lanzamos un negocio online, por ejemplo una tienda que vende cajas de vino directamente a los consumidores, debemos analizar quiénes son nuestros clientes potenciales y cómo se comportan. También quiénes son los competidores que dominan el mercado y qué están ofreciendo. Un estudio de los consumidores, del mercado y de la competencia debería por tanto preceder a cualquier iniciativa online.

Volviendo a las combinaciones de palabras clave, hay dos preguntas fundamentales:

  1. ¿Cuáles buscan nuestros clientes potenciales?
  2. ¿Cuáles usan nuestros competidores?

Si sabemos las respuestas a estas dos preguntas, tendremos mucho terreno ganado.

El primer objetivo de un cliente suele ser aparecer el primero –o de los primeros- para el nombre de su empresa o o negocio. Bueno, esto es importante pero debería ser la parte fácil del trabajo. Podemos conseguir mucho más.

De la misma manera, es poco útil obtener posiciones destacadas para combinaciones de palabras clave que son importantes para el cliente, pero que nadie busca. Un cliente por ejemplo quiere aparecer en Google para la búsqueda “odontólogo colegiado en Madrid”. Eso lo podemos lograr fácilmente, pero ¿Cuántos consumidores lo buscan? Es mejor destacar para la búsqueda “dentista en Madrid”. Básicamente porque mucha más gente busca esa combinación.

Por otro lado, hay quien se empeña en obtener buenos resultados para palabras clave únicas (dentista, viajes, plantas). Esto tiene varias desventajas. Por un lado, el nivel de competencia es ya brutal para prácticamente cualquier palabra, por lo que es muy difícil lograrlo. Pero además, el 74,2% de la gente busca combinaciones de dos, tres o más palabras, mientras que sólo un 25,8% realiza búsquedas de una sola palabra.

La estrategia es lo primero

 Fuente: ComScore 2011

Mucha más gente busca “dentista en Madrid -o en otra ciudad concreta” que “dentista”. Y esa gente quiere algo concreto –un dentista en su ciudad- mientras que la persona que busque “dentista” puede ser un estudiante buscando una definición o un niño buscando qué significa esa palabra.

Es el concepto de “long tail” o cola larga. La gente busca, por ejemplo, viajes a un lugar concreto, más que la palabra “viaje” en general. Otro libro recomendable se llama precisamente así “the long tail”.

La estrategia es lo primero

La gráfica anterior muestra la filosofía subyacente en una estrategia de “long tail”. Aplicado a Google, quiere decir que hay muchas búsquedas de productos concretos, por ejemplo “cintas de correr de segunda mano” o “dentistas baratos en Valladolid”. Es la base del éxito, por ejemplo, de amazon.com

Lo ideal es encontrar muchas combinaciones de varias palabras clave que la gente busca, pero que la competencia todavía no ha saturado.

Hay que evitar también la tentación de llenar las páginas web de nuestro sitio de textos ilegibles para el ojo humano, a base de repetir y repetir una palabra clave concreta -keyword stuffing. Una práctica que además está penalizada por Google, como veremos más adelante.

En resumen, hay que pensar en los usuarios potenciales, ponerse en su piel, y usar su lenguaje.

Y entonces ¿cómo saber lo que la gente busca?
En español contamos con una herramienta que suministra el propio Google. Se trata de su herramienta para palabras clave.

https://adwords.google.com/o/KeywordTool

En realidad esta herramienta está pensada para ayudar a los clientes de Google, que compran su publicidad. Sin embargo, puede usarse también para saber cuántas búsquedas tienen una o varias palabras-clave concretas. Hay que tener en cuenta que la herramienta no es muy precisa.

Por otro lado, los resultados varían según qué tipo de búsqueda sea. Los tipos de búsqueda de la publicidad de Google, usados por esta herramienta, son tres:

La más abierta se denomina amplia. Recoge datos de todas las búsquedas que contiene una palabra clave concreta.

Por ejemplo, si tenemos una agencia de viajes especializada en Marruecos, y que queremos lanzar un nuevo sitio web, estudiaríamos la palabra-clave Viajes a marruecos.
Búsquedas amplias de esa palabra clave serían todas estas:

  • Viajes de recreo a marruecos
  • Viajes en camello a tunez Argelia o marruecos
  • Oferta de vuelos y viajes a marruecos o el magreb
  • Viajes a marruecos

Después vendría la búsqueda por “frase”. Incluye todas las búsquedas que contienen esa frase, en ese orden. En el ejemplo anterior, nos quedarían dos:

  • Oferta de vuelos y viajes a marruecos o el magreb
  • Viajes a marruecos

Finalmente, la búsqueda exacta se refiere a búsquedas de solamente esa palabra clave y nada más, en el orden apropiado. Sería:

  • Viajes a marruecos

Veamos los datos que nos ofrece la herramienta de palabras clave de Google para búsquedas relacionadas con viajes a Marruecos, en la modalidad de búsqueda amplia.

La estrategia es lo primero

Además de esta herramienta, existen algunas otras de pago, para determinar la cantidad de búsquedas en inglés. Una de las más conocidas es wordtracker, en http://www.wordtracker.com/

Una vez que sabemos cuáles son las búsquedas más comunes, tendremos que analizar cuál es el grado de competencia que tiene cada una de ellas.

La forma más sencilla es estudiar cuántas páginas web aparecen para las operaciones de búsqueda de cada una de esas palabras clave.

Por ejemplo, para saber si merece la pena enfocarse en las palabras “viajes a marruecos” o “viajar a marruecos” podemos observar cuántos resultados ofrece la búsqueda exacta de ambas.

“viajes a marruecos” obtiene 362.000 resultados, mientras que “viajar a marruecos” cuenta con 253.000 resultados.

La estrategia es lo primero

Dado que, según Google, ambas palabras-clave tienen el mismo número de búsquedas, con estos datos deberíamos elegir “viajar a marruecos” puesto que tiene menos competencia.

La página principal –home- de nuestro nuevo sitio web debería centrarse en esa palabra clave primaria –“viajar a marruecos”.

Otras secciones de nuestro sitio web deberían centrarse en búsquedas secundarias y terciarias.

Por ejemplo, “viajar barato a marruecos”, “viajar al desierto de marruecos” “viajar a Marrakesh en marruecos, “viajar a Casablanca en Marruecos”, etc.

Aunque podemos decidir optimizar una página web para varias palabras-clave, una misma palabra-clave o frase debe optimizarse en una sola página web de nuestro sitio. De lo contrario, entraríamos en una “canibalización” de palabras-clave que nos debilitaría ante Google.

Atrás / Adelante

Vota