Comportamiento del usuario

Además de las redes sociales, Google obtiene señales a través de la medición de pautas de comportamiento de los usuarios. Por ejemplo, si un usuario quiere comprar flores, busca “flores para San Valentín”, entra en una página web, navega durante 10 minutos, y compra, ese usuario ha tenido una experiencia positiva. Si el mismo usuario ha entrado antes en otro resultado de búsqueda, y sólo ha durado 3 segundos en esa otra página web, todo indica que no era lo que buscaba. Google premia el primer caso en sus resultados de búsquedas.
¿Cómo consigue Google datos de comportamiento de usuarios? El buscador obtiene datos a través de las numerosas fuentes de las que dispone:

  • Resultados de búsquedas. Por ejemplo si un usuario pincha en el segundo resultado en lugar del primero, para una búsqueda concreta, puede ser una señal de que para esa búsqueda la segunda página web es más útil que la primera.
  •  Google Chrome. El navegador de Google tiene una cuota de mercado próxima al 35%. A través de Chrome, Google obtiene una gran cantidad de datos detallados de navegación.
  • Publicidad. Tanto Adwords como Adsense informan a Google de algunos datos de navegación.
  • Barra Google. La barra Google procesa la navegación de quien la usa, y agrega después los datos.
  • Android. El sistema Android de Google tiene una cuota de mercado en móviles superior al 50% en numerosos países. En España es incluso más elevada. Google obtiene por tanto datos de navegación de usuarios de móviles.
  • Aplicaciones Google. Programas como Google Docs y otros semejantes suministran datos agregados a Google.
  • Google Analytics: Hay una gran cantidad de sitios web que tienen instalada la herramienta Google Analytics, que es muy útil para los usuarios –y también para Google, al recibir los datos agregados.
  • Google Reader. Uno de los sistemas de RSS más populares del mercado, permite a Google recabar datos de usuarios.

Como vemos, no le faltan a Google fuentes de información propias. Y además, por si esto fuera poco, en ocasiones Google utiliza datos de fuentes ajenas. En julio de 2012, Google y la Comisión Federal del Comercio estadounidense (FTC, sus siglas en inglés) acordaron que la empresa del buscador pagaría una multa de 22,5 millones de dólares (17,6 millones de euros) para cerrar un caso de procesamiento indebido de datos de navegación.

Todo empezó cuando Jonathan Mayer, investigador de Stanford Research Systems descubrió un código de programación de Google que espiaba a los usuarios de Safari, el buscador de Apple. El software espía permite monitorizar las actividades de los usuarios, de forma que conseguía datos útiles para el envío de publicidad. Google aseguró entonces que usaba una conocida funcionalidad de Safari pero siempre “con el consentimiento de los usuarios” y que las “cookies” “no recababan información personal”.

La juez y la FTC dejaron claro que Google y las otras empresas de publicidad habían invadido la privacidad de millones de usuarios del navegador Safari de Apple indebidamente, a través de este código de programación. De esa manera, Google y otras compañías de publicidad seguían los hábitos de navegación web de los usuarios de Safari para enviarles publicidad. Cuatro meses después, en noviembre, la juez Susan Illston ratificó la multa, ante un recurso de un grupo defensor de los derechos de los consumidores, Consumer Watchdog, que quería aumentar la cuantía de la multa ya que estimaba que la sanción económica debería ser “mucho más severa”, ya que según ellos la suma de 22,5 millones es “calderilla” para Google.

Ahora que sabemos que Google procesa una gran cantidad de información, ¿Cuáles son para el buscador las señales más importantes de navegación de los usuarios?

Tasa de cliqueo: Llamada CTR por sus siglas en inglés –click through rate- la tasa de cliqueo mide el porcentaje de usuarios que entran en una determinada página web, de todos los que la ven. Una tasa de cliqueo alta es un indicador positivo para Google.

Tasa de salida: La tasa de salida –bounce rate en inglés- indica el porcentaje de usuarios que salen de un sitio web después de visitar la página por la que entraron. No navegan por el resto de páginas. Una tasa de salida alta es un indicador de baja calidad del resultado de búsqueda.

Tiempo en la página: Google mide el tiempo que los usuarios pasan en una página web. Cuanto más, mejor. Y al contrario, una navegación muy breve le manda una señal negativa al buscador.

Páginas por visitas: Cuántas más páginas visite el usuario, más interactúa.

Tasa de retorno: Si un porcentaje elevado de los usuarios vuelve a una página web, Google lo percibe como algo positivo.

Páginas impresas: Es un indicador positivo, porque demuestra interés en el contenido.

Página señalada como favorita: Si una cantidad considerable de usuarios tiene una página web como favorita es un marcador positivo para Google.

Página es la de inicio en navegador: Supone otra señal positiva, que muchos usuarios escojan una página web como su página de inicio.

Vista previa/visitas: Google permite a los usuarios ver una página web de sus resultados de búsqueda sin salir de los mismos. Es la llamada vista previa. Si un porcentaje elevado de los usuarios que ven una página después pinchan en ella, mandan una señal positiva. Lo contrario envía una señal positiva –la han visto antes y no han querido entrar.

Bloqueo de sitios web en Chrome: Google lanzó en febrero de 2011 una extensión en su navegador Chrome que permite a los usuarios bloquear sitios web. Esto emite, lógicamente, usa señal negativa para todas las páginas de esos sitios web.

Velocidad de carga de la página: Google considera la velocidad de una página web como un factor de posicionamiento al menos desde abril de 2010 –cuando lo anunció en público. Seguramente desde antes, aunque parece que sólo afecta negativamente a las páginas que son muy lentas –en torno a un 1% del total.

De todo esto se deduce que, como parte de una buena estrategia de SEO –optimización en buscadores– debemos tratar de optimizar también la experiencia del usuario. Si los usuarios entran con frecuencia al ver nuestras páginas web, pasan mucho tiempo en ellas, interactúan, vuelven, las escogen como favoritas, páginas de inicio, etc. entonces todo ello repercutirá positivamente en sus posiciones en las páginas de resultados de Google. Y al contrario.

Y la clave para lograr todo esto, es ofrecer al usuario en nuestra página web lo que está buscando. Si no lo tenemos claro, podemos ayudarnos de alguna investigación o encuesta.

Y en cualquier caso, debemos recordar que nunca debemos tratar de engañar a los usuarios, puesto que se trata de una pésima estrategia a medio y largo plazo.

Atrás Adelante

Vota