Twitter se deja querer

Twitter lleva semanas siendo noticia y la venta es la principal de ellas. Los potenciales compradores no son mindundis, son gigantes de la talla de Alphabet (Google), Facebook o Microsoft y la reacción en bolsa es absolutamente verde.

Twitter se estancó en su crecimiento y las cuentas se han reducido por octavo trimestre consecutivo, hasta los 602 millones de dólares.

Hoy hemos conocido que a la lista de posibles compradores se une Disney, y muchos se preguntarán: ¿Mickey que tiene que ver con Twitter y por qué la quiere?

Twitter se deja querer

Hay que recordar que Disney no son solo los parques, sino que es la compañía de medios más grande del mundo, dueña de ABC, ESPN, A&E entre otros, por lo que se presenta como la compañía con el mejor perfil para hacerse con Twitter.

Además, el actual CEO de Twitter, Jack Dorsey, es miembro del consejo de The Walt Disney Company.

De comprar Twitter, Disney podría finalmente tener una estrategia de video en streaming, necesario para llegar a los “cord-cutters”, personas que no están suscritas a televisión por cable y que consumen todo el contenido vía internet. Se sabe además, que Disney lleva tiempo trabajando en adaptarse a las nuevas tecnologías y de ahí saldría el interés por la red del microblogging.

Así como las acciones de Twitter suben por la posible venta, las de Disney han caído un 2% y parece que sus accionistas no verían con muy buenos ojos la adquisición, que sería la más grande hecha por Disney desde 1996 cuando absorbió Capital Cities/ABC.

La verdad es que muchos creen que esta adquisición por parte de Disney no sería realmente inteligente y no tendría un beneficio mutuo. Si Twitter quiere ser una compañía de vídeo streaming, no puede tener por dueño a uno de los más grandes y pretender que la competencia quiera usar su plataforma. Otros analistas consideran que de las ofertas que se conocen, la de Disney y la de Microsoft serían las que tienen más sentido, aunque se especula que los debates internos deben estar centrados en si realmente esta estrategia les generará beneficios al que resulte el comprador final.

La cifra que estaría pidiendo Twitter se estima en unos 30.000 millones de dólares, aunque es una información que no ha sido corroborada por la empresa. Además, dado el ritmo de las negociaciones, la venta podría formalizarse en los próximos 30 a 45 días.

Jannette Irazabal

Twitter se deja querer
Total 1 Promedio 5